lunes, 23 de abril de 2018

Pintando un rostro - Acrílicos con Espátula

martes, 17 de abril de 2018

Variaciones de la retícula básica


sábado, 24 de marzo de 2018

Respuesta a una amable estudiante

"Estudiante", muchas gracias por tus comentarios.

Por estudiantes como tú, que hacen una evaluación de su proceder y aceptan de buena manera los logros y los errores propios, es que procuro siempre realizar un buen trabajo.

Constantemente recibo quejas y llamados de atención por mi "manera de ser" como docente. Pero de cuando en vez, caminando por alguna calle, la fortuna hace que mis pasos choquen con los de un estudiante, o una estudiante, que me saluda de buena forma, con entusiasmo y con una sonrisa honesta, que de paso me dice: "Usted es uno de los mejores profesores que tuve y gracias a usted aprendí que..."

Cuando recuerdo eso, que es tal cual lo que ahora ocurre contigo, me agrada ver que se trata de una buena persona. Ocurre que la sociedad no le da altavoz a las buenas personas y la academia, reflejo de esta, hace lo propio con los buenos estudiantes. Por lo menos en mi caso, las directivas, en contadas ocasiones me han dado un golpecito en la espalda para decirme: Bien.

Son los estudiantes los que lo han hecho, lo cual valoro en realidad. Nunca he creído en las adulaciones de mis jefes.

Eso si, un estudiante que no obtuvo la nota deseada por un trabajo que no entregó en la fecha, incompleto, con errores de todo tipo, acabados terribles, mala ortografía, ni siquiera bien marcado... puede inventar cualquier cosa sin importar que puede arruinar una hoja de vida con tal de "sacar" un TRES. No creo que eso sea de buenas personas, pero no fui yo quién los educó.

Lo interesante es que hasta ellos dicen: En ningún momento digo que sea mal profesor, su nivel de conocimiento está claro, pero...

Resulta gracioso, pero así es la humanidad con la que debemos convivir.

Gracias. Espero ver la nueva propuesta.